jueves, 12 de julio de 2012

HISTORIA DE LAS CORUNDAS


Se dice que las ceremonias de los príncipes purépechas incluían estos tamalitos, que se servían con un poco de salsa y carne. Por esta razón, fueron conocidas durante mucho tiempo como “panecillos de palacio”. El nombre de las Corundas viene precisamente del purépecha k´urhaunda, que significa tamal. Todavía en nuestros días, las bodas tarascas tradicionales no pueden prescindir de las Corundas en cantidades suficientes para satisfacer el apetito de todos los invitados.

El mestizaje enriqueció esta sabrosa receta, agregándole la crema y el queso.Más adelante, se acostumbraron como platillo ritual, para celebrar la fiesta de la cosecha del maíz.
Las Corundas son más pequeñas que la mayoría de los tamales y tienen una extraña forma piramidal o pentagonal. Van envueltas en hoja de milpa, que es la hoja del maíz; no en la hoja de la mazorca, como los tamales más usuales, sino la hoja de la planta de maíz. Esta hoja, de color verde oscuro, puede llegar a medir más de medio metro y no es muy ancha, así que da varias vueltas alrededor del tamalito, para cubrirlo por completo y el sabor que estas hojas aportan a las Corundas es insustituible.

A las Corundas se les conoce también como tamales de ceniza, ya que el nixtamal con el que se preparan lleva un poco de ésta. Cuando está listo, se limpia también con ceniza, para poder pelar más rápido el maíz. Una vez molida, la masa es sazonada con tequesquite y es así como las Corundas adquieren un toque de sabor tan delicado y particular.

A diferencia de la mayoría de los tamales, las Corundas mezclan en una sola masa todos los ingredientes, es decir, tradicionalmente no llevan relleno.

Pueden consumirse como parte de otro guiso, por ejemplo la sopa de Corundas, que es un sencillo caldo con Corundas en pequeños trozos. También, por suspuesto, puedes disfrutarse con algún acompañamiento como frijolitos o carne.

Sin embargo, solitas, las Corundas son una verdadera delicia. Suelen servirse tres o cuatro en un plato, acompañadas de salsita, queso y crema.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada